miércoles, octubre 05, 2005

De futbol, empanadas y abuelas.


Y ahora que ya esta un poco saciada vuestra sed de fotografias, pasemos a contar alguna historia.

El sabado jugamos un campeonato de futbol 7. De nueve equipos, quedamos cuartos, lo que no esta nada mal, teniendo en cuenta que el primer partido lo empezamos con uno menos. Ese uno llego, pero nunca tuvimos recambios. Y el primer partido lo emepzamos a las diez y cuarto de la manhana... para acabar el del tercer y cuarto puesto casi a las cinco. Una buena palicilla, vamos.

Aquello parecia un mundial. En nuestro equipo (Max Planck Institut) habia dos espanholes (contandome), un colombiano, tres alemanes y un camerunes. El camerunes, ademas, jugo algo tambien en el equipo de Camerun. Si, habia un equipo que se llamaba Camerun y que era cien por cien camerunes. Ademas, habia dos equipos rusos y, por supuesto, el equipo latino. Sin demasiada pena ni gloria superamos la liguilla inicial (tras remontar un 0-1 en contra en el primer partido con uno menos y acabar ganando 2-1), para ir a jugar en cuartos de final contra uno de los equipos de rusos, que habian quedado campeones de su grupo ganando a todos los equipos, incluido el latino. Era impresionante, porque se habian traido a toda la hinchada: mujeres, ninhos, amigos, enormes banderas rusas. Y cuando esperabamos irnos para casa, llego nuestro momento de gloria. Los rusos empezaron marcando, pero nosotros persisitimos en nuestro catenaccio pertinaz hasta que nuestra estrella marco el empate. Llegamos a la tanda de penaltis, tres para cada equipo. Ultimo tiro de los rusos, con 3-2 en el marcador (nustro segundo tiro entro tras pegar en la base del poste, mas emocion imposible). Y paradon de nuestro portero! Saltos, abrazos y demas celebraciones futbolisticas. Y toda la tribu eslava, a casa cabizbajos. Pobres, les fastidiamos el fin de semana. Total para nada, porque caimos en semifinales a lo tonto. Pero al menos quedamos cuartos, y hubo premios para los cuatro primeros equipos. Nos regalaron un balon que esta bastante bien. A los campeones (el equipo latino, tras superar a Camerun en los penaltis de la semifinal) les dieron tambien el balon, una copa y unas medallas. Total, en lo que cuenta nos fuimos tan bien pagados como ellos.

Esa noche fui con Gustavo, Rodrigo y Lucia a un bar en el que tienen una coleccion inmensa de juegos de mesa, se puede jugar al que se quiera e incluso comprar alli mismo los juegos. Una partidita al Risk del Senhor de los Anillos y a la "Liebre y el Erizo" (un juego que resulto ser muy divertido) bastaron para una velada amena con unas cervecitas.

El domingo, Rodrigo y Lucia nos invitaron a comer a Gustavo, a Luis y a mi (creo que podre conseguir alguna foto de ese dia). Menu: empanadas chilenas, que a pesar del nombre serian lo que en Espanha llamariamos empanadillas, eso si, grandes y hechas en el horno. En Chile son el plato nacional, y he de reconocer que estan bien buenas. Empanadas de carne y empanadas de queso comimos. Parece ser que su origen se remonta a los primeros gallegos que llegaron a Chile. A falta de moldes para hacer la empanada, hicieron unas empanadillas grandes con la misma masa y las metieron en el horno. La vida en Chile no se entenderia sin el invento.

El lunes, fiesta nacional en Alemania, me quede en casa leyendo unos articulos y holgazaneando un poco. Por la tarde, llego mi nueva companhera de piso con una furgoneta llena de trastos, en plan mudanza. Les ayude a su hermano, su novio (o su amigo? no se bien) y a ella a subir todos los muebles, plantas y maletas de la furgoneta a casa (dos pisos sin ascensor). Cuanto trasto necesita una chica? Mientras ella acababa de pintar la pared de su cuarto, yo me ofreci, ya que era tarde, a hacer algo de cena para todos. La propuesta fue aceptada, aunque sin demasiado entusiasmo. El entusiasmo llego luego, cuando estos germanos descubrieron una delicatessen gastronomica hasta ahora inimaginable para ellos: la tortilla de patatas (con una ensaladita de regalo). Creo que repasaron todos los sinonimos de delicioso en aleman. La chica llego a decir que yo cocinaba tan bien como su abuela. No se si eso sera muy elogioso para su abuela, pero en fin... Y eso que la sarten pegaba y la tortilla no salio demasiado bien. Si prueban la que hace mi madre (una figura en la cocina como pueden dar testimonio diversas fuentes), la secuestran para que les este haciendo tortilla el resto de su vida.

Y finalmente, ayer fui al cine a ver "Nochnoj dozor", el titulo original ruso de una pelicula que en el resto del mundo se ha llamdo "Night Watch": http://www.imdb.com/title/tt0403358/
Version original rusa con subtitulos en ingles (si, Alemania es un pais sorprendentemente civilizado a veces, aunque creo que simplemente es que no se ha traducido al aleman). Yo ni siquiera sabia muy bien lo que iba a ver, me dijeron si iba y fui. Un frikada de campeonato, que ha sido un exito tremendo en Rusia. La lucha entre la Luz y la Oscuridad en un oscuro Moscu actual, vampiros, cambiaformas, batallas medievales en estrechos puentes sobre el absimo. La primera parte de lo que se promete una trilogia. La pelicula es rarilla, aun no he decidido si me gusto, pero desde luego tiene algunas cosas positivas y es un sorprendente cambio respecto a la fantasia y ciencia ficcion de Hollywood. Supongo que vere las demas partes si tengo la oportunidad.

Y eso eso to, eso es to, eso es todo amigos. Las fotos y estas batallitas son bastante por hoy, no? Pues hala, a comentar.

1 comentario:

alma dijo...

cielos! si esa fue la reaccion con la tortilla de patatas, cuando prueben el (insuperable) botillo no se que te haran...igual te adoptan a la fuerza ;)